Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia  Costa Rica    R Dominic Ecuador El Salvador Guatemala Honduras Nicaragua Panamá Paraguay Peru
9.500 1.805 954,00 276 781.242 262.298,1 Ver más 386 Ver más Ver más Ver más Ver más 658.75 2.041.123 930.00
475 262 285,63 468 262 476   386      

 

658.75 371.11 282.00
 

Latinoamérica

Gestión Humana: Liderazgo Imprescindible

Federación Interamericana de Asociaciones de Gestión Humana - FIDAGH

 

Por: Eladio Uribe - Director General de RR.HH. La Romana Corporation y Presidente del Consejo Consultivo FIDAGH.
 
La profesión de Gestión Humana ha continuado su extraordinario proceso de reposicionamiento, convirtiéndose en una verdadera emprendedora de transformación organizacional y por ende, en necesidad fundamental de la gestión corporativa de los negocios, así como en el hombro que los trabajadores necesitan para canalizar sus inquietudes, visualizar su futuro y tener carreras dignas.
 
 
Sólo como mención en estas cortas líneas y pendiente de otro análisis, destaco que la encuesta 2015 de Deloitte University Press, al presentar las 10 principales “tendencias globales de Capital Humano, liderando en el nuevo mundo del trabajo”, las concentra en cuatro renglones: Liderar, comprometer, Reinventar y Reimaginar. En el primero incluye Liderazgo y Aprendizaje/Desarrollo. En el segundo: Cultura y compromiso, fuerza laboral (a demanda) y Gestión del desempeño. En el tercer renglón, reinventar, incluye: Reinventando RRHH, Analítica de talento  y Datos del talento aprovechando la información externa. Por último, el renglón Reimaginar, compuesto por  Simplificación del trabajo (la próxima revolución)  y  Máquinas como talento (colaboración, no competencia).
 
Una pregunta tradicional de muchos colegas al revisar estas tendencias, sería ¿Cómo puedo reenfocar mis funciones si no cuento con el apoyo de los jefes? La respuesta perfectamente pudiera ser buscate otro trabajo porque para éste, no eres la persona. La época de hacer pregunta a la alta administración pasó de moda y de lógica. Ahora no sólo se requieren respuestas, sino alto impacto de la gestión humana en los resultados de la organización. No es contar con la confianza de los altos ejecutivos, es ganártela en base a lo que muestran tus indicadores. 
 
Para ser lo que Dave Ulrich llama “adalid de la Gestión Humana”, necesitamos tener un departamento imbuido absolutamente, de la estructuración,  los sentimientos, las aspiraciones  y las maneras de actuación de cada uno de los estamentos de la organización; juntar todo aquello con las grandes estrategias que trace la alta administración y construir un plan estratégico de gestión de capital humano, a través del cual se garantice y se demuestre, el aporte eficaz a la maximización de las metas del negocio.
 
Hasta hace unos años, todo esto era pura retórica de las aulas universitarias y los artículos en las revistas; ahora resulta una indiscutible realidad, incluso para las pequeñas y medianas empresas. El mundo de hoy es una red. Vivimos en un entramado global sin fronteras, donde el conocimiento es la fuente fundamental de generación de riquezas y la transparencia es el valor más demandado. Son estos pilares los que generan ventajas competitivas a los negocios; pero muchos de nosotros siguen sin reconocer, el papel fundamental que juega el gestor de personas en el direccionamiento de dichos pilares. 
 
Durante todos mis recorridos por el mundo latinoamericano, he comprobado como la gestión de persona se ha convertido en imprescindible para todas las formas de negocio, así como  el acelerado convencimiento que tienen los altos ejecutivos de la obligatoriedad de contar con un liderazgo sólido en el Departamento de Gestión Humana. Es ahí donde debemos enfocarnos todos los que practicamos esta profesión, hasta sentirla como si corriera por nuestra propia sangre.