Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia  Costa Rica    R Dominic Ecuador El Salvador Guatemala Honduras Nicaragua Panamá Paraguay Peru
9.500 1.805 954,00 276 781.242 262.298,1 Ver más 386 Ver más Ver más Ver más Ver más 658.75 2.041.123 930.00
475 262 285,63 468 262 476   386      

 

658.75 371.11 282.00
 

Latinoamérica

La regla 20/60/20 para manejar a los empleados que se resisten al cambio

Federación Interamericana de Asociaciones de Gestión Humana - FIDAGH

 

No importa qué tan efectivamente nos comuniquemos en nuestra compañía, algunos miembros del equipo simplemente no aceptarán y se adaptarán a los cambios tan rápido como los demás. Lo que a veces olvidamos es que algunos empleados trabajarán activamente en contra de nuestros esfuerzos para impulsar la innovación en nuestros negocios. Convencerán a los demás miembros del equipo para que trabajen en tu contra. Después de todo, la miseria ama a la compañía. Y lo peor, estas personas podrían incluso estar entre sus empleados más permanentes.
 
La mejor forma de enfrentar este desafío es comprender lo que yo llamo la "regla 20/60/20". Escuché este concepto por primera vez cuando era un ejecutivo de Waste Management. Nuestro CEO había sido contratado para renovar la compañía después de un escándalo. Cuenta la leyenda que al llegar convocó una reunión de líderes e hizo esta declaración: "Veinte por ciento de ustedes saben hacia dónde vamos y están de acuerdo con eso. El 60% de ustedes entienden la necesidad de cambio, pero se muestran escépticos de que podamos realmente conseguirlo. Mi trabajo es conquistarlos. Pero el otro 20% de ustedes no está de acuerdo con el nuevo plan y ya decidieron estar en mi contra. Solo puedo garantizarles una salida rápida y elegante".
 
Desde ese momento, nunca he olvidado la regla 20/60/20. Te invito a tener en mente este concepto cuando trates de innovar en tu negocio. Tratar de convencer al 100 por ciento de tu equipo es una misión tonta.
 
Queremos que nuestro equipo acepte nuestras ideas y corra a desarrollarlas con compromiso y entusiasmo, pero no siempre va a ser así. Además, no te hiciste emprendedor para ganar un concurso de popularidad. Estás liderando el cambio para construir una cultura más saludable y un negocio más rentable. Te guste o no, una parte de tu equipo nunca estará de acuerdo con hacia dónde te diriges. Cuanto más rápido pueda identificar y eliminar a esos empleados, más rápido podrá avanzar en su agenda.
 
Antes de examinar más de cerca la importancia de encontrar el 20 por ciento de tu equipo que compone a los no seguidores y cómo lidiar con ellos, volvamos al otro 80 por ciento por un momento.
 
Ten en cuenta ese grupo de empleados que saben a dónde te diriges y te apoyan. Entre este grupo, identifica a tus líderes de opinión, aquellos empleados que constantemente parecen saber qué está pasando con tu equipo y quienes tienen la mayor influencia en quienes los rodean. No necesariamente tienen los títulos de alto perfil o grandes cargos de trabajo, pero saben cuál es el pulso verdadero de la organización, y otros los escuchan o los miran. Pasa tiempo con estos líderes de opinión para enfatizar aún más lo que estás tratando de hacer y dejarles en claro cuánto valoras su asistencia. Ayúdalos a ayudarte. Pueden tener una influencia tremenda en aquellos empleados que entienden la necesidad de cambio pero que pueden estar llenos de dudas o incertidumbre sobre cómo se desarrollará todo. No puedes ganarte a todos tus empleados tú solo, así que capacita a tus líderes de opinión para que avancen contigo.
 
Ahora, ¿qué hay de ese grupo en la parte inferior? ¿Deberías despedir a todos los empleados que no estén de acuerdo con tu dirección? Por supuesto que no. Muchos de los que no están de acuerdo contigo pueden tener opiniones válidas que realmente pueden fortalecer tus planes de cambio. En lugar de asumir inmediatamente que deben ser eliminados, primero considera si pueden ser empleados que puedas convencer.
 
En algún punto, sin embargo, el debate, las discusiones y la reevaluación de tus planes deben ser completados. Es decir, debes decir adiós a los más quejumbrosos y a los cínicos. Eventualmente incluso si ciertos miembros del equipo todavía no están de acuerdo, deberán estar dispuestos a alinearse con el plan.
 
Para muchos de nosotros, esto a menudo es más fácil de decir qué de hacer. Algunos de esos empleados en ese nivel inferior son técnicamente competentes o incluso excelentes. Dejar ir a un empleado técnicamente competente duele. Simplemente tienes que aceptar que la regla 20/60/20 requiere que cualquier persona que sea parte de tu organización debe ser técnicamente excelente y estar completamente alineada con los valores y la dirección de tu empresa. 
 
Hace algún tiempo tuve que despedir a algunos empleados luego de concluir que formaban parte de ese grupo que nunca aceptarían los cambios importantes y las nuevas direcciones que yo estaba facilitando. Inmediatamente después de su despido, algunos otros miembros del equipo se acercaron a mí y me preguntaron: "Brian, ¿por qué te tardaste tanto?" Tuve que admitir que había sido demasiado lento para actuar, sin tomar en cuenta el impacto que estos empleados estaban teniendo sobre sus compañeros y en nuestra compañía en general.

 

En otras palabras, debería haber estado más cerca del 20/60/20. Como nota al margen, estaba haciendo una presentación en Orlando cuando un miembro de la audiencia levantó la mano y dijo "20/60/20 no es la proporción correcta. No tengo el 20 por ciento en la parte inferior. Es más como un 5 por ciento en mi empresa ". Sonreí y le aseguré al participante que 20/60/20 no tiene base científica. Simplemente es una fórmula proporcional. Cualquiera que sea el número de tu negocio (20, 5 o 1 por ciento), la mayoría de las organizaciones tienen algunos empleados que quizás nunca se ajustarán a la cultura, y tu trabajo como líder es incorporarlos o excluirlos.
 
Fuente: entrepreneur.com